Ayer llovió sobre mi patria

Ayer llovió sobre mi patria,
ayer se cubrieron las losas de agua,
ayer se crearon reflejos del cielo
en los charcos inmensos del suelo.

Ayer llovió sobre mi patria,
ayer se desbandaron las hojas al viento,
ayer se convirtió la tierra tosca
en campo fértil de agua y barro.

Ayer llovió sobre mi patria,
ayer se regó mi esencia brusca,
ayer pasó una vasta sombra
que tapió el techo del infierno.

Ayer llovió sobre mi patria,
ayer repicó la mar celeste
ayer se anegó una casa vieja
que al morir mató a la muerte.

Ayer llovió sobre mi patria,
ayer cayó un rayo furtivo,
ayer se derrumbó un árbol seco
que al caer cayó naciendo.

Ayer llovió sobre mi patria,
ayer se extrañó la Tierra toda
de que en siglos tan remotos
pudiera Dios vencernos a nosotros.

Ayer, ayer nací muriendo.
Siguiente
« Anterior