Retórica existencial


Porque verle es esperanza
que alimenta el corazón,
que acompasado en el pecho
palpita por la emoción
de oír un dulce recuerdo,
el murmullo que en un beso,
voz amortiguada y triste,
con un ‘te quiero’
le devolvió la ilusión.


¿Y es este incansable músculo,
que se libera al morir
de la onerosa carga
que le supone latir,
el que el amante en el pecho,
siente quebrado y febril
cuando le falta
el sincero compañero
que le motiva a seguir?

¿Es acaso,
que la vida sin amor,
no halle mayor aliciente
que la prematura muerte
para ahogar el dolor?

¿Es amar,
la motivación vital,
que empuja al hombre a soñar
para olvidar la tristeza
de un continuo tropezar?
Siguiente
« Anterior